Viajes de au pair: Carla nos cuenta su viaje a Honduras

Hoy os dejamos con la experiencia de Carla, una au pair muy especial que está viviendo su sueño americano en un lugar no demasiado famoso para las au pairs. Ella es el perfecto ejemplo de que lo que realmente importa es la familia y no el estado donde vayáis. Así que abrid la mente y dejad a un lado California o Nueva York, porque Carla está de au pair en Omaha, ¡Nebraska! Y como veréis en la siguiente entrevista, no lo está pasando nada mal 😉

Os dejamos con el viaje que hizo a Honduras, un viaje que seguramente no habría podido hacer (o al menos no de manera tan económica) si no hubiese estado viviendo en EE.UU.

Au pair en Honduras viajando

P: ¿Por qué decidiste viajar Honduras?

R: Viajé a Honduras la semana que mi host family estaba de viaje. Me avisaron con poco tiempo y no pude planear nada con mis amigas, pero por suerte, mi prima vive en Tegucigalpa desde hace un año, así que, ¿qué mejor que aprovechar y hacer una visita a la familia del otro lado del charco?

P: ¿Cómo planeaste el viaje, con cuánto tiempo de antelación?

R: Me confirmaron que iba a estar de vacaciones con tan solo dos semanas de antelación, pero en cuanto supe los días exactos me di cuenta de que no quería pasar una semana libre en pleno invierno, por lo que hablé con mi prima y le dije si podría ir a hacerle una visitilla de unos días (algo que ya habíamos hablado en España). Mi prima, encantada, me dijo que sí, que me esperaba con los brazos abiertos, así que me puse a buscar vuelos en ese mismo momento.

P:¿Tuviste que ahorrar mucho?

R: La verdad que un viaje a Honduras desde España puede salir carísimo, pero desde Omaha (Nebraska) me salió a mitad de precio. Tenía dinero ahorrado en mi cuenta americana, por lo que no tuve problema para pagar el billete de avión.

Comida típica de Honduras

P: ¿Cómo encontraste compañeros de viaje, o viajaste sola?

R: Mi compañera de viaje mientras estuve en Honduras fue mi prima. Volé sola, pero en el aeropuerto de Tegucigalpa me esperaba mi prima, con los brazos bien abiertos. Además, los hondureños son gente muy abierta, y todos y cada uno de los días que pasé allí tuve la oportunidad de conocer gente nueva, la mayoría amigos y compañeros de trabajo de mi prima.

Experiencia y consejos:

Honduras es un país precioso. La naturaleza del país es impresionante ya que apenas hay zonas explotadas por el turismo. Los hondureños, amables, muy abiertos, fiesteros y siempre con una gran sonrisa en la cara.

Visitar Tegucigalpa, la capital del país, y descubrir una ciudad caótica pero llena de colores fue una experiencia preciosa. Disfrutar de la gastronomía hondureña fue todo un lujo, ya que descubrí todo tipo de platos caribeños de los que nunca había oído hablar. Incluso tuve la oportunidad de ver un partido de fútbol en el estadio más importante de la ciudad. Y por las noches, fiesta. Empezar tomando un “Calambre” y acabar bailando toda la noche a ritmo latino.

Pero salir de la ciudad y disfrutar del Mar Caribe también es algo que se debe hacer si se va a visitar Honduras. A solo 5 horas en coche desde Tegucigalpa, llegué a Tela, un pueblecito de pescadores a orillas del Caribe. Playas vírgenes, pequeños pueblecitos y tranquilidad, mucha tranquilidad.

Pero no todo es de colores. Honduras es un país peligroso y yo no recomendaría a nadie visitarlo sin alguien que conociese el lugar y quien pudiese aconsejar qué zonas visitar y en qué momento del día hacerlo.

Aconsejo a todas las Aupairs que quieran visitar algo más que Estados Unidos que aprovechen y disfruten de Latinoamérica. Conseguir un billete de avión desde cualquier lugar del país es muchísimo más barato que no hacerlo desde España.

Viajes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.