Quiero ser au pair durante el verano, ¿Puedo?

Bien, ahora que estamos a mitades de abril ha llegado el momento de hablar del tema estrella: ser au pair en verano.

Como imaginaréis, no sois pocos los que nos preguntáis sobre ser au pair durante los meses de verano; entendemos que muchos de vosotros estudiáis durante el año y aprovechar el verano para poder mejorar el inglés (con alojamiento y manutención incluidos) es la mejor idea que os viene a la mente. Tranquilos, a mí me pasaría lo mismo. Sin embargo, mi deber es contaros qué significa esto de ser au pair, por qué se hace y si es posible hacerlo durante el verano o no.

Ser au pair durante unos meses (en este caso, los meses de verano) no es demasiado recomendable porque no disfrutaréis de la experiencia plena, tal y como tiene que ser. Cuando estéis adaptados a la familia, los niños, la rutina y la cuidad, tendréis que marcharos y, creedme, os costará muchísimo hacerlo. Además, el tiempo de adaptación puede ser largo para algunas personas y quizás no os lleguéis a adaptar durante esos meses. También es importante que tengáis en cuenta que en unos meses no aprenderéis tanto inglés como imagináis, porque como ya sabréis, learning languages takes time!

De acuerdo, paro ya de pintároslo todo negativo… Sí que es cierto que hay familias para el verano y también au pairs que se van durante el verano; sin embargo, tenéis que conocer la situación de estas familias. Las familias inglesas o irlandesas están muy acostumbradas a tener au pair (o a que sus vecinos/amigos tengan au pairs), así que no es como aquí en España, que las familias cogen a au pairs durante el verano “para ver qué tal” o “para que me echen una mano mientras trabajo”. Por lo tanto, el tener un au pair se considera algo a largo plazo en estos países. No obstante, sí que es cierto que hay muchas familias que están buscando un au pair para largo plazo, pero llegan los meses de verano y no han encontrado a nadie que se ajuste a sus expectativas; entonces es cuando aparecéis vosotros, au pairs de verano. Estas familias normalmente aceptan coger a alguien durante unos meses para tener un impass entre una au pair y otra o para cubrirse las espaldas durante esos meses mientras esperan que llegue su au pair en septiembre.

Como ya imaginaréis, la disponibilidad aquí es un factor clave: cuanto más tiempo puedas quedarte, más posibilidades tendrás de encontrar familia. Por esa razón, siempre os digo que tenéis que estirar al máximo vuestras fechas para cubrir el mayor número de semanas posible; además, pensad que los niños en Inglaterra e Irlanda empiezan el colegio a finales de agosto y, creedme, ¡ahí es cuando los padres necesitan un par de manos extra!

Au pair durante el verano

Otro factor importante es la experiencia con niños fuera del ambiente familiar. Si tenéis disponibilidad y bastante experiencia con niños, seguramente os podremos aceptar para intentar buscaros una familia. Como ya sabéis, estas experiencias tienen que ser de un mínimo de dos y siempre fuera del ambiente familiar; podéis haber hecho de canguro, profesor, monitor, voluntario, etc. ¡Todo eso nos sirve!

¿Qué requisitos son necesarios y qué pasos tengo que seguir?
  1. Tener de disponibilidad, como mínimo, 3 meses.
  2. Tener mucha experiencia cuidando niños fuera del ambiente familiar.
  3. Ponerte en contacto con nosotras para que evaluemos tu perfil. Te diremos si podemos aceptarte como candidato para el verano o no.
  4. Tendrás que rellenar nuestro application form, hacer una carta en inglés para la familia y un par de collages de fotos. También tendrás que hacer el primer pago como concepto de inscripción.
  5. ESPERAR (y no desesperar). Ya os avisamos, tanto ahora mismo como más adelante, de que es MUY DIFÍCIL encontrar familia para el verano. La competencia es mucha y las familias, muy pocas.
  6. Cuando encontréis familia, el proceso será el mismo que para el resto de solicitudes anuales, ya os iremos informando.

¿Mi consejo? Ahí, va (porque evidentemente tengo un consejo que daros): la experiencia de au pair es mucho más que ir a aprender inglés. Si queréis aprovechar el verano para aprender inglés, podéis buscar algún curso de idioma. Sin embargo, si os gustan los niños y realmente queréis mejorar el nivel de inglés, tomaos un año sabático, haced tiempo, planteaos vuestro futuro e id de au pair durante como mínimo 6 meses. Durante ese tiempo podréis ver cómo mejora vuestro inglés, crearéis un vínculo con la familia y con los niños y haréis vuestra vida en la nueva ciudad donde estéis. La experiencia de au pair es un intercambio cultural y personal que no se puede vivir en tan sólo unos pocos meses.

Así que ya sabéis los pros y contras de esta experiencia veraniega y ya sabéis cuál es mi recomendación. Ahora, ¡está en vuestra mano!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.