¡No te aburras! El ranking definitivo de películas infantiles (p. 2)

¡Hola de nuevo a todos!

Siento muchísimo el retraso con esta nueva entrada pero he tenido mucho trabajo en la oficina últimamente y este post requiere toda mi atención y amor. Espero que os resulte interesante esta segunda parte del ranking de películas infantiles. Hoy, películas que podéis ver en casa con los más peques que no son de dibujos, sino con personas de carne y hueso. ¿Creéis que falta algún clásico? ¿Estáis de acuerdo con el orden? Share your thoughts!

CATEGORÍA B – Personas reales

  1. High School Musical (2006) High School Musical

Es una de las trilogías adolescentes más explotadas por la factoría Disney, lo tiene todo: música, baile, chico guapo, chica guapa y malos que luego no son tan malos. Una película divertida que puede hacer que practiquéis inglés cantando las canciones e imitando a Sharpay con o sin peluca.

  1. Encantada (2007) Enchanted

¿Puede haber algo mejor que dos guapazos como Patrick Dempsey (aka Dr. Buenorro Sheperd) y James Marsden se peleen por ti? Sí. Que seas una superprincesa Disney, caigas en la gran manzana y que, aun así, los animalitos te sigan obedeciendo por las mañanas. Una película entretenida que hará que la tarde se os haga más amena.

 

Encantada, película para niños

  1. George de la Jungla (1997) George of the jungle

Una de las grandes olvidadas de las películas infantiles. Sé que con toda la tecnología que hay ahora, el gorila amigo de George os parecerá de risa pero… ¿y lo bien que se lo pasarán los peques de la casa viendo cómo George se estrella contra todo lo que se le ponga por delante mientras intenta impresionar a su dama? Además, es una de las películas más fáciles de entender para aquellas que todavía tenéis el inglés un pelín flojo… George no es precisamente un licenciado en Harvard.

  1. Piratas del Caribe (2003) Pirates of the Caribbean

Johnny Depp. Johnny Depp con eyeliner. Johnny Depp gracioso. Ah, y Orlando Bloom y piratas y tesoros escondidos y peleas y luchas con espa… ¡Ah! Y Johnny Depp con rastas. Poco más a comentar, ¿verdad?

  1. Princesa por sorpresa (2001) The princess diaries

Apuesto a que nunca nadie se había identificado tanto con una princesa; bueno, todas llevamos un poquito de Kate Middleton en nosotras, pero somos más como la princesa Mia. Con eso no quiero decir que llevéis los pelos de locas, las cejas como dos orugas y el bigote tipo “acabo de beberme un Colacao” pero seguro que esta película os parecerá muy entretenida y divertida. Además, hay un espectacular cambio de look en la película y eso le gusta a todo el mundo, ¿no?

  1. Flubber (1997) Flubber

Dentro de este punto número 5 podría nombrar otras tantas películas del gran artista y malogrado Robin Williams: Jumanji, La señora Doubtfire o Popeye, pero he decidido quedarme con Flubber ya que, no sé a vosotros, pero a mí me trae muy buenos recuerdos (y seguro que a nuestras madres no tantos) porque… ¿quién no jugó durante aquella época con esa especie de moco verde que se pegaba en todos lados? Con esta película os arriesgáis a que vuestros host kids quieran una masa igual para jugar con ella y estamparla por todos los lados de la casa, pero estoy segura de que merecerá la pena.

  1. Maléfica (2014) Maleficient

Quién nos iba a decir a nosotros que después de tantos años, una historia tan sobada como La Bella Durmiente pudiese dar un giro inesperado y renacer en forma de sensacional película. Angelina Jolie está más que perfecta en este papel de madre sufridora y nos hace entender que los malos no son siempre tan malos. Una bonita lección de amor y reflexión para los más peques y los no tan peques de la casa.

  1. Tú a Londres y yo a California (1998) The parent trap

Confiésalo. Tú también creciste pensando que Annie y Hallie eran gemelas de verdad; como las Olsen pero en pelirrojas, ¿no? ¡¡¿Era yo la única?!! Esta película es el claro ejemplo de film que no pasa de moda. La han dado por televisión infinidad de veces pero SIEMPRE te quedas a verla y es que el momento “te corto el pelo y te agujereo las orejas” y el saludo entre Annie y su mayordomo no te lo puedes perder nunca.

  1. Matilda (1996) Matilda

Estoy segura que muchas de vosotras ni os habíais planteado que esta película estuviese en este ranking pero que, al verla, habéis pensado: ¡cómo no! Matilda es uno de esos grandes clásicos olvidados. Es divertida, educativa y lo suficientemente fantasiosa como para que todos (sí, todos) intentásemos mover objetos con nuestra mente de pequeños. Si la veis con vuestros host kids seguramente no os sentiréis tan mal la próxima vez que les regañéis; igual les sirve para usar sus poderes. Además, ¿quién no ha querido/temido ser nunca Bruce en esta escena tan mítica?:

  1. Mary Poppins (1965) Mary Poppins

¿Estaba claro, no? No podía dejarme en el ranking este clásico de entre los clásicos. Con ella aprendimos que no todas las canguros eran malas, que el bolso de nuestras madres no era el único que podía guardar cientos de miles de cosas y que con un poco de azúcar todo pasa mejor. ¡Un clásico que nunca pasará de moda! (Y menos aún ahora, que parece ser que van a hacer un remake, WTF??). Además, no creo que haya mejor manera de entretener a toda la familia que intentar cantar “Supercalifragilisticoespialidoso” ¡¡en inglés!!

https://www.youtube.com/watch?v=tRFHXMQP-QU

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.