¡Ampliamos la oferta! Acaba tu perfil antes del 31 de marzo y podrás irte como au pair a USA por solo 750€!Consíguelo
REUNIONES INFORMATIVAS | Online y Presencial Apúntate ahora
Entrevista: El 2do año en USA y el voluntariado de Miriam y Esther - Au Pair First

Entrevista: El 2do año en USA y el voluntariado de Miriam y Esther

Ya volvemos a estar aquí un viernes más. Hoy volvemos con una sección que nos encanta por el toque personal que tiene: Inteviewing

Mirian tenía 26 años cuando, después de hablar con Susana para que la asesorase, decidió que el giro que tenía que darle a su vida tenía un destino: Estados Unidos. Así que sin mucha pausa – había que correr un poco porque Mirian tenía que marcharse antes de cumplir los 27, nuestra almeriense con su carrera de magisterio debajo del brazo decidió emprender un viaje que sabía cómo empezaba, pero no cómo acabaría.

Algo parecido pasó con Esther, natural de Granada y licenciada en Psicopedagogía. El nivel de inglés de Esther no era demasiado alto, así que con menos prisa que Águeda, tomó la misma decisión: dejarlo todo y cruzar el charco.

Au pair en Hollywood, Los Ángeles

Hoy, después de más de un año en Estados Unidos, nos cuenta su experiencia haciendo voluntariados, cómo tomó la decisión de marcharse de au pair y de por qué decidió alargar el programa un año más. Aquí os dejamos la entrevista que les hicimos a nuestras dos andaluzas casi americanizadas.

 

P: ¿Cómo tomaste la decisión de ser au pair en Estados Unidos?

ESTHER (E): Tomar la decisión de cruzar el charco no fue fácil, pero había muchas razones para hacerlo. Yo había terminado 2 carreras, Magisterio y Psicopedagogía, había estado en una academia preparandome el B2 de inglés y me estaba costando un poco. Encontrar trabajo en las circustancias que estaba el país tampoco era fácil. Entonces pensé que era el mejor momento para hacer esta aventura, aprender inglés, descubrir los States y vivir esta experiencia. Hasta día de hoy, la mejor decisión que he tomado en mi vida.

 

MIRIAN (M): Se juntaron varias cosas para tomar dicha decisión, nunca se me había pasado por la cabeza y ni sabía mucho de que iba. Algunas de esas cosas fueron : Mi situación en España en el aspecto laboral no era muy buena me encontraba con una carrera de Educación Infantil y un Máster en investigación educativa y sin trabajar de nada de eso; por otro lado una compañera del máster se fue de aupair a Chicago entonces fue a través de ella que me estuvo empujando a que lo hiciera yo también y en definitiva, el aprender inglés para poder tener más oportunidades en mi ámbito laboral como maestra bilingüe.

 

P: ¿Dónde pasaste tu primer año y cómo era tu familia?

E: La primera vez que llegué a los States fue para ir a California, allí me esperaba una familia con 3 niños de 5, 7 y 9 años. Mi experiencia con esta familia no fue satisfactoria, hice «rematch» y conocí a la familia con la que he estado hasta terminar mi primer año en Nueva York y después Vermont (se mudaron). Ahora he dedidido extender por 9 meses más con otra familia en Nueva York.

 

M: Mi situación fue un poco peculiar porque a tan solo 4 meses de cumplir los 27 (el programa solo permite hasta los 26) me veía muy apresurada a encontrar familia, y a la semana de abrir el perfil me hablaron tres familias, y con una de ellas fue con la que me quedé.
Mi primer año fue en Maine, en un pueblo llamado Northeast Harbor, en medio de un parque natural llamado Acadia National Park (super famoso) ni idea de donde estaba eso así que lo busqué en el mapa y ya me ubiqué, Pero estaba bastante asustada porque eran 4 niños en un sitio remoto y sin más aupairs, sola solita sola. Pero la familia genial, los padres jóvenes de 34 años y Briggs de  7 años, Phoebe de 5 años, Quinn de 2 años y Zinnia de 3 meses. El padre dueño de la tienda del pueblo y la mamá tenía un huerto en una isla próxima de donde vivíamos.
Estoy super contenta de haberme ido allí porque eso me permitió aprender todo el inglés que sé, porque allí no tenía contacto con hablantes españoles.

 

P: ¿Cómo completaste los 6 primeros créditos de estudio obligatorios?

E: Debido a que estaba viviendo en Vermont y no había college cerca de donde vivía, decidí completar esos créditos en un curso para au pairs que dura sólo un fin de semana. Lo hice en Boston, en Banker Hill Communnity College. Estos cursos son interesantes porque conoces a otras au pairs de tu zona, son participativos y a menudo promueven visitas culturales en la zona en la que se realizan. Sin embargo, yo buscaba estudiar inglés para completar esos créditos. Esa es la razón por la que decidí extender 9 meses más, pero con otra familia que viviera cerca de una ciudad y así poder asistir a clases semanales en un Community College.

M: Donde vivía no había ninguna opción de hacer clases cada semana, así que tuve que buscar ¨weekend courses¨ que son los cursos de fin de semana. Y el lugar más cercano donde los hacían era en Boston a 5 horas de donde vivía, así que tuve que hacer dos fin de semana para completar los 6 créditos. Fue cansado pero divertido a la vez.

 

P: ¿Por qué decidiste quedarte un segundo año?

E: Como ya he mencionado en la pregunta anterior, la principal decisión por la que me quería extender era para poder estudiar inglés (ESL English like a Second Language). Pero también por la ubicación, ya que en Vermont se podría decir que vivía «en medio de ninguna parte» con todo lo que eso conlleva.

M: Porque mi inglés estaba mejorando y consideré que en España aún no iba a tener muchas opciones de trabajo, así que aproveché la oportunidad que me daba el programa de poder estar dos años, tenía trabajo asegurado.

Pero en vez de seguir con la misma familia, tomé la decisión de cambiar para poder conocer otro lugar y vivir una nueva experiencia con más oportunidades que en Maine de hacer cosas. Así que este segundo año lo estoy viviendo aquí en las Rocky Mountains de Colorado, en un pueblo llamado Edwards.

 

P: ¿Qué crees que es lo que más echarás de menos de Estados Unidos cuando vuelvas?

E: Voy a echar de menos a todas las personas que he conocido que no son pocas y que han formado parte de mi aventura aquí en los states. Voy a echar de menos momentos, experiencias, sensaciones, Descubrir una ciudad por primera vez, sola. Empezar de cero. Voy a echar de menos todos los lugares que he conocido y visitado.

M: La multiculturalidad que tiene este país.

 

P: Sabemos que has hecho diferentes voluntariados, ¿cómo decidiste iniciar esta actividad? 

E: Si, he hecho voluntariado en el colegio donde van los niños de mi segunda familia. Bueno, decidí hacerlo porque es lo que yo he estudiado y para lo que me gustaría dedicarme profesionalmente. Vi que era una gran oportunidad hacer ese tipo de voluntariado en un colegio aquí en Estados Unidos, una experiencia única y por supuesto muy enriquecedora. Aprendí mucho sobre el sistema educativo aquí y también me dieron la oportunidad de impartir varias clases de español hablando sobre mi país y mi cultura.

M: Pues decidí iniciar esta actividad porque estudié para ser maestra entonces era una opción de estar cerca de lo que me gusta y me llena. Y otra forma de estar en contacto con la cultura americana. Aunque en el colegio donde soy voluntaria es bilingue inglés español entonces mi ayuda tiene mucho más sentido al ser nativa de español. Y a mi me ayuda también a seguir aprendiendo sobre mi profesión desde otro sistema educativo totalmente distinto al español.

 

P: ¿Recomendarías la experiencia del voluntariado al resto de chicas? 

E: La recomiendo 100%, es una oportunidad de conocer cómo se desarrolla aquí (USA) un «terreno» que ya conoceis allí (España), a mí me causó curiosidad y a la vez interés por conocer más el sistema educativo aquí. Y si teneis suerte podeis ser partícipes en primera persona de esa experiencia.

M: Si tienen tiempo y pueden, deberían hacerlo. Es algo que llena en todos los sentidos, ya sea en el ámbito educativo aunque no seas maestra o nada que ver con la educación o en cualquier otra ámbito siempre hay cabida para voluntarios (quien no va a querer a alguien que trabaje gratis jajaja). Pero si es una experiencia totalmente recomendable. Primero, te ayuda a relacionarte con personas de la zona (conocer gente nueva), segundo puedes mejorar el idioma y tercero, te sumerges mucho más en la cultura y puedes entenderla mucho mejor (y puedes evitar así tener el homesick o echar de menos a la familia y país teniendo tú tiempo ocupado).

 

P: Suponemos que has hecho muchos viajes, ¿qué viaje recuerdas con especial cariño y por qué? 

E: El viaje que recuerdo con más cariño es el que hice a LA. Estuve allí durante 2 semanas con una pareja que me acogió mientras trataba de encontrar familia después de mi mala experiencia con la primera familia. En esas 2 semanas me llevaron a conocer Los Angeles y las ciudades de los alrededores, incluyendo museos y lugares que sólo alguien que vive allí conoce. A pesar de que fueron 2 semanas muy angustiosas, ese ha sido el mejor viaje de mi vida y la mejor experiencia que me llevo de aquí.

M: Sí, he viajado a algunos lugares como Chicago, Boston, New York, New Hampshire, Québec (Canadá), Omaha y mis vacaciones en Costa Rica.

Aunque el viaje que recuerdo con cariño fue Volver a Nueva York para reencontrarme con mi mejor amiga Sara, fueron unos días maravillosos y me ayudaron a cargar de fuerzas para el resto de año. Y después de este reencontrarme con mi amiga Noemí en su visita a Maine y mi visita a Chicago. Ella fue la propulsora de mi aventura como Aupair.

 

P: ¿Qué tienes pensado hacer cuando acabes este segundo año?

E: Cuando acabe la extensión me encantaría quedarme aquí, no quiero volver a España, pero está algo complicado quedarse. Aún tengo 9 meses por delante para decidir, pero si de mí dependiera la decisión, me quedaba sin dudarlo. De lo contrario, pues supongo que volver a España y opositar, pocas opciones más hay ahora mismo.

M: Pues a 6 meses de acabar, estoy ya con la cuenta atrás y mi cabeza está en los dos lados aquí y en España prácticamente. Muchas ganas de volver y reencontrarme con todo el mundo y ya me va haciendo falta después de un año y medio. Pero si es verdad que también he empezado a pensar sobre que hacer cuando vuelva para alli pero a la vez no quiero pensarlo, después de estos dos años aquí me siento como que no se que lugar ocupar cuando vuelva. O quizás esté la opción de que vuelva a Estados Unidos a trabajar o quedarme en España y buscar trabajo en los colegios. Dentro de 6 meses se verá. Ahora mismo quiero vivir el día a día y acabar de vivir esta experiencia. Después el tiempo y las oportunidades dirán.

¿Qué os ha parecido la opinión de nuestras chicas? A las que ya estáis allí, ¿os animaréis a hacer un voluntariado o a alargar vuestro programa un año más?

Feliz fin de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *